viernes, 14 de junio de 2019

Un té infinito

Esta es una imagen en el formato GIF, de animación perpetua, que da la impresión de generarse sin parar. Una mesa de té que se repite hasta el infinito. Es una forma de matemática fractal. Otra muestra del arte digital hallada en la Web.  


jueves, 13 de junio de 2019

Macrodatos

Los "macrodatos", mejor conocidos con su nombre en inglés como Big Data, son aquellos conjuntos de datos tan grandes y complejos que necesitan de ciertas aplicaciones informáticas no tradicionales de procesamiento para ser tratados adecuadamente. Consecuentemente, los procedimientos usados para encontrar patrones repetitivos dentro de esos datos, son más complejos y requieren softwares especializados. ¿Para qué se maneja esta Big Data? En el ciberespacio de hoy es fundamental conocer los números, características y condiciones de los comportamientos, reacciones, usos e intereses de los usuarios, para generar respuestas rápidas y acertadas a los requerimientos solicitados.   

Nos referimos entonces al análisis del comportamiento del usuario, extrayendo valor de los datos almacenados, y formulando predicciones a través de los patrones observados. La disciplina dedicada a los datos masivos se enmarca en el sector de las tecnologías de la información y la comunicación, y se ocupa de todas las actividades relacionadas con los sistemas que manipulan grandes conjuntos de datos. 

Una definición cibernética establece que "Big Data" representa los activos de información caracterizados por un volumen, velocidad y variedad tan altos que requieren una tecnología específica y métodos analíticos para su transformación en valor. Se han así ampliado de esta forma los conceptos a otras características complementarias de la macrodata. 

Según Wikipedia, los macrodatos se pueden describir por las siguientes características:

Volumen: la cantidad de datos generados y guardados.
Variedad: el tipo y naturaleza de los datos para ayudar a las personas a analizar los datos y usar los resultados de forma eficaz. Los macrodatos usan textos, imágenes, audio y vídeo. También completan pedazos ¿Que pedazos? pedidos a través de la fusión de datos.
Velocidad: en este contexto, la velocidad a la cual se generan y procesan los datos para cumplir las exigencias y desafíos de su análisis.
Veracidad: la calidad de los datos capturados puede variar mucho y así afectar a los resultados del análisis.
Valor: los datos generados deben ser útiles, accionables y tener valor.

Estas nociones e informaciones son fundamentales en el espacio cibernético para todas sus aplicaciones: comunicacionales, mercadotécnicas y computacionales. 


martes, 11 de junio de 2019

Medios y Real Malicia

Los medios de comunicación digitales han potenciado una norma de jurisprudencia llamada la Doctrina de la Real Malicia, fundamentada en acciones generadas legalmente el los EE.UU. hacia mediados de los años 1960 (Actual Malice, 1964), y que permite difundir hechos o acciones, que, pudiendo ser vistos como privados, competen al interés público.

Se sabe que el derecho a la información no ampara a los medios de comunicación cuando se cometen agravios, injurias, calumnias, difamaciones, falsedades o mentiras en la información. Y menos cuando es resultado de la despreocupación por verificar la veracidad por parte del comunicador. Pero existe una excepción, y es que el derecho ampara al medio y al periodista cuando la información se refiere a asuntos públicos, a funcionarios, o personajes públicos o a particulares involucrados en esas noticias, que son relevantes para una colectividad, aún cuando en el contenido existan algunas inexactitudes o supuestos que puedan ser objetados por quienes se consideren afectados. Éstos deben demostrar que el periodista conocía la situación y obró con el propósito de injuriar o calumniar.

Esta Doctrina de la Real Malicia pretende logar un equilibrio entre la función de la prensa y los derechos individuales de los afectados por la información. La doctrina se resume en la "exculpación" de los periodistas, acusados criminalmente o procesados civilmente por daños y perjuicios causados por informaciones falsas, poniendo a cargo de los demandantes la prueba de que esas supuestas falsas informaciones fueron difundidas con conocimiento de que eran falsas o con despreocupación sobre su veracidad.

Para ello hay dos criterios básicos que se deben tomar en cuenta en este mundo de redes sociales y medios digitales: uno riguroso y otro atenuado. El primero es válido para el ciudadano común y el segundo a los funcionarios públicos. La distinción radica en que las personas privadas son mas vulnerables que las públicas, puesto que éstas tienen mayor acceso a los medios para replicar informaciones falsas. Como consecuencia de ello, el funcionario agraviado a diferencia del particular, deberá probar que la noticia fue publicada con "real malicia", es decir, con manifiesta mala intención. 


Siendo así, la conducta antiética hará responsable al periodista, incluso penalmente, si se demuestra que conocía la falsedad y obró con indiferencia respecto de las consecuencias. Pero no se le castigará si sus acciones han sido resultado de hechos públicos, dado que la real malicia supone la descarga de la culpa si se verifica un obrar desaprensivo y sin intencionalidad. 

Es decir, si algo supuestamente lesivo a algún personaje público se difunde como parte de una noticia, y se comprueba que esta acción se hecho sin mala intención manifiesta, como parte de una información de interés colectivo, el comunicador no podrá ser ni sancionado ni penado. Priva el interés público. Ciertamente esta legislación se aplica en pocos países, pero es una demostración de la relevancia que cada vez más adquieren los medios de comunicación en todos los campos. 

domingo, 9 de junio de 2019

sábado, 8 de junio de 2019

Una frase de Ossie Davis sobre el arte

“Cualquier forma de arte es una forma de poder; causa impacto, puede influir en los cambios: no sólo puede cambiarnos, sino que nos hace cambiar.”

Ossie Davis (1917-2005) Actor, director, poeta, escritor y activista estadounidense.

viernes, 7 de junio de 2019

El corazón delator en CGI

Este es un corto en animación CGI (Computer Generated Imagery, imágenes generadas computacionalmente), realizado en 2011 por el argentino Jorge Andres Yepez Cevallos, basado en el cuento "El Corazón Delator" (The tell-tale heart) del muy conocido escritor estadounidense, Edgar Allan Poe. Un clásico del suspenso. 







Gracias a la profesora Rosario Suárez por el dato sobre este video

jueves, 6 de junio de 2019

El hoyo del caos

Esta es una ilustración digital realizada por Ellysiumn, artista alemán cuyo nombre es Gene von Edler, y que se titula The chaos Hole, "El hoyo del caos", publicada en 2019 como parte de su galería de trabajo. Se puede ver en https://www.deviantart.com/ellysiumn.


miércoles, 5 de junio de 2019

Televisión sin pantallas

Desde hace unos cinco años, algunas empresas de tecnología están desarrollando sistemas de proyección de imágenes en movimiento, al estilo de los conocidos video-beams, pero con un sistema mucho más eficiente de rendimiento y proyección, que permiten una muy alta resolución con un mecanismo muy portable. Son proyectores inteligentes, como el MoGo Pro, ligado al sistema android y creado por XGIMI, que viene con proyección real en 1080p y 30.000 horas útiles de luces LED.

Este concepto de XGIMI, basado en tecnología china, cuenta con funciones en alta definición de proyección. El sistema tiene varias aplicaciones de sistema android como si fuera una smartTV, con más de 4 mil apps que se pueden usar. Además viene con asistente de Google incorporado entre varios otros detalles. Incluye alternativas de sonido digital. Esto significa que ahora hay una T.V. que se sirve de cualquier fondo, que se conecta a los teléfonos inteligentes y que es capaz de interactuar con el usuario, a menor costo que los dispositivos actuales. Como es portátil, se puede disfrutar en cualquier parte. El futuro de la televisión está de nuevo proyectándose. 



lunes, 3 de junio de 2019

El Manifiesto del Tren de Claves

Hacia finales de 1999 se dio a conocer un documento, luego publicado oficialmente en el 2000, llamado The Cluetrain Manifesto, "El Manifiesto del Tren de Claves", en el cual cuatro jóvenes estadounidenses, Fredrick Levine, Christopher Locke, Doc Searls y David Weinberger, expusieron 95 tesis sobre la influencia de internet en el campo de la comunicación y el mercadeo del siglo XXI. Ellos afirmaron que la internet es distinta a los medios de comunicación convencionales utilizados para el mercadeo masivo, ya que permite a las personas tener conversaciones de "humano a humano", que tienen el potencial de transformar las prácticas tradicionales de negocios radicalmente.

El Manifiesto Cluetrain en sí mismo es un simple listado de 95 conclusiones y proposiciones  ordenadas y presentadas como un manifiesto, como una llamada a la acción para todas las empresas que operan en lo que se sugiere un mercado con nuevas conexiones. Las ideas expresadas dentro del manifiesto buscan examinar el impacto de internet tanto en los mercados (consumidores) como en las organizaciones. Los autores, entre filósofos y publicistas, anticipan algunas de las cosas que hoy vemos patentemente con el uso de las redes sociales.  

Más aún, hoy vemos que consumidores y organizaciones, son capaces de utilizar internet y otras redes para establecer un nivel de comunicación que anteriormente no existía entre estos dos grupos. El manifiesto sugiere desde ese entonces, los cambios necesarios para que las organizaciones respondan a un nuevo ambiente de mercado. Estas 95 tesis, que de alguna manera hacen alusión a las 95 tesis de Martín Lutero y su reforma protestante, siguen siendo un tema de controversia, que hay que analizar ahora, 20 años después, con la visión de nuestra cibercultura y globalización, cargada de redes sociales y multiconectividad.

Aquí está el enlace oficial al Cluetrain Manifesto en español: http://tremendo.com/cluetrain/

Se puede ver también: http://www.cluetrain.com/

"Los mercados son conversaciones"

domingo, 2 de junio de 2019

Ciberecología

En la onda de la cibercultura, el ciberarte y la ciberestética, podemos hablar también de la CIBERECOLOGÍA. Nadie duda de que vivimos rodeados de múltiples formas de tecnología, independientemente del país, clase social o profesión. Específicamente, una gran parte de la población mundial está ligada a la comunicación digital: internet, wi-fi, conexiones inalámbricas y por fibra. Es decir, tenemos un ambiente social interconectado. 

Así como se define "ecología" como la ciencia que estudia los seres vivos como habitantes de un medio, y las relaciones que mantienen entre sí y con el propio medio, podemos decir que la "ciberecología" estudia las relaciones entre los seres humanos que se producen vía internet mediante múltiples dispositivos técnicos, que generan un ambiente de comunicación que abarca espacios públicos y privados. 

Es decir que estamos rodeados de formas tecnológicas (laptops, tablets, teléfonos inteligentes, chips y pantallas), que nos mantienen conectados permanentemente, y que forman parte no sólo de nuestro entorno, sino de nuestras personas. Al estudio de este ambiente es el que podemos llamar ciberecología, que no tiene nada que ver con la preservación del planeta, ni con la vida vegetal o animal. Entender que estamos rodeados no sólo de naturaleza, no solo de edificaciones y espacios urbanos, sino ahora también de redes digitales. Existe internet de las cosas, que nos relacionan con objetos programados, existen redes sociales, que nos atan a comunidades en todo el mundo, y existe la World Wide Web, la red más extensa de conocimiento y datos que jamás haya existido. ¡Y lo que falta!