lunes, 11 de diciembre de 2017

Crowdsourcing

Crowdsourcing (del inglés crowd –multitud– y outsourcing –recursos externos–) se puede traducir al español como una colaboración abierta distribuida o la externalización libre de tareas, y consiste en dejar hacer a entes exteriores cosas que, tradicionalmente, realizaban empleados o contratistas, dejándolas a cargo de un grupo numeroso de personas o de una comunidad, a través de una convocatoria abierta.

El término refleja una idea que se ha hecho popular entre las empresas, autores y periodistas, como forma de explicar la tendencia a impulsar la colaboración en masa, posibilitada por las nuevas tecnologías (como las redes sociales), para así lograr objetivos de negocios o eventualmente propuestas sociales. 

No obstante, el término y sus modelos de negocio han generado controversia y críticas. La web 2.0 se orienta a facilitar la máxima interacción entre los usuarios y el desarrollo de los espacios virtuales, donde se pueden expresar y opinar, buscar y recibir sobre algún tema de interés, permitiendo una mayor interacción y colaboración con los usuarios. Tomar esto como fuente de información y de negocios, puede ser -se ha objetado- contraproducente. 

Ciertamente, permitir que muchas opiniones definan estrategias de negocios podría resultar cuestionable,  pero por otro lado, invitar al público a desarrollar nuevas tecnologías, o a llevar a cabo tareas de diseño (diseño basado en la comunidad​ o diseño participativo distribuido), puede ser positivo. Igualmente se puede propiciar, por ejemplo, el mejorar e implementar los pasos de un algoritmo (computación basada en humanos), o a ayudar a capturar, sistematizar y analizar grandes cantidades de datos (ciencia ciudadana). Como sea, es un concepto novedoso, que en el caso del ciberespacio, puede resultar muy nutritivo en ideas, aportes, y por qué no, redundar en un apoyo financiero. Tal vez haya que esperar un poco para saber si este mecanismo resulta. Por ahora, ahí está, con sus entusiastas y detractores. 


domingo, 10 de diciembre de 2017

Una familia espacial

En 2012, un cinta española de animación, "Las Aventuras de Tadeo Jones", se convirtió en un éxito de taquilla, siendo objeto de muchas críticas favorables, ganando varios reconocimientos y premios. Cuatro años después, ese mismo equipo de producción estrenó "Una familia espacial (Atrapa la bandera)", con tanto o más resonancia que la anterior. Esto muestra que no son solo las cintas de Hollywood las que marcan pauta en la animación 3D. 

El desarrollo de la trama se basa en tres personajes que forman parte de tres generaciones de una misma familia, ligadas al espacio (son astronautas), a la que se le presenta la oportunidad de redimirse para que su apellido obtenga la importancia que se merece. El tema gira alrededor de un viaje espacial que podría cambiar para siempre uno de los acontecimientos más importantes en la historia de la humanidad: la llegada el hombre a la Luna. 

Por otro lado, un malvado y ambicioso multimillonario presenta supuestas pruebas de que el hombre no llegó a la Luna en 1969, y además anuncia que él planea llegar ahí con sus propios medios. Así la NASA decide organizar una misión que tiene el objetivo de probar que el hombre sí ha estado en la Luna anteriormente; la prueba es la bandera clavada en aquel momento. Toda esta situación envuelve a los miembros de la familia, y el niño (Mike) trata de reconciliar a su abuelo con su padre, un par de astronautas que han permanecido distanciados y sin hablarse durante años.

Tras una serie de acontecimientos, el niño y su mejor amiga (Amy) encuentra la forma de viajar a la Luna junto con su abuelo, y el viaje al espacio sirve para conocer más sobre la historia familiar de los Goldwing y para descubrir cuál es la verdadera razón por la que el multimillonario que inició el caos decidió ir a la Luna. Es un tema interesante, muy bien llevado, lleno de acción y de sorpresas. Los personajes muy bien trabajados, y sus rasgos recuerdan a algunos de otras películas de otros estudios, como Pixar o Dreamworks. La estética combina la percepción de los años 1960 con la de hoy. Dirigida por Enrique Gato, con guion de Jordi Gasull, Neil Landau y Javier López Barreira, está llena de guiños a otros filmes y personajes conocidos (Stanley Kubrick y Steve Jobs, por ejemplo), lo que la hace muy divertida. Buen trabajo que vale la pena ver, porque si bien es para niños, los adultos igualmente la disfrutan mucho.  







sábado, 9 de diciembre de 2017

Una cuestión sobre los nuevos medios por Aguirre

En la publicación anterior hice referencia al libro del doctor en ciencias sociales Gustavo Hernández Díaz, Hablemos de... Pedagogías digitales, redes sociales y cibermedios en la escuela, en el que analiza, entre muchas otras cosas ligadas a los cibermedios y las pedagogías digitales, las funciones de los nuevos medios y redes sociales. Allí cuestiona la función educadora de los comunicadores y su relación con estas tecnologías, y alude a las afirmaciones del profesor y experto en comunicación Jesús María Aguirre al respecto. 

Aguirre, quien es sacerdote jesuita, profesor en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, ha escrito varios libros sobre comunicación y temas relacionados. En el texto de Hernández es citado así, prguntándose sobre el tema de los profesionales de la comunicación en las condiciones actuales y su preparación académica: 
"¿Preparamos para la selección entre los múltiples dispositivos y para la jerarquización informativa y significativa en medio de una infosfera con sobreinformación? ¿Dotamos de capacidades para la adaptación en contextos complejos y cambiantes, a la vez que instruimos para la defensa de los valores intangibles? ¿Alertamos sobre las ventajas y riesgos de la rapidización respecto a la calidad de la producción intelectual y de la explotación del trabajo?"
Estos cuestionamientos parten de preguntarse cómo se forman los nuevos profesionales de la comunicación en este entorno mediático digital, de redes sociales y globalización. Se destaca entonces que, para construir un mundo de verdaderas sociedades del conocimiento, hace falta un compromiso ético y social en todos los ámbitos de la vida. Sin ese compromiso sólo seremos instrumentos de la sociedad de la información para rentabilizar el capital informacional colectivo. 



viernes, 8 de diciembre de 2017

Funciones de los medios informativos digitales

En su libro de 2017, Hablemos de... Pedagogías digitales, redes sociales y cibermedios en la escuela, el profesor venezolano Gustavo Hernández Díaz, especialista en uso creativo de los medios, habla, entre otras cosas, de cómo comprender la sociedad en red y su relación con la enseñanza, y las funciones de los medios informativos digitales en la educación. En tal sentido señala que hay que replantearse las funciones sociales de los comunicadores y de todos los ciudadanos activos con el advenimiento de la competencia digital.  

La sociedad en red nos invita a repensar las funciones de los medios digitales: vigilancia del entorno, correlación de opiniones, formación cultural y educativa, entretenimiento y mercadeo. Las nuevas tecnologías han socavado las prácticas tradicionales del periodismo. Hay que cambiar los paradigmas, y cita al profesor Jesús María Aguirre: "Las preguntas cruciales para los nuevos profesionales son: en qué nivel o emplazamiento se sitúa su quehacer, qué saben hacer en el marco de la nueva ecología y qué aportan como valor agregado a lo que los usuarios y la gente común ofrecen en las redes sociales, en las empresas de comunicación y otros entornos". 

Afirma entonces Hernández que las nuevas tecnologías han socavado las prácticas tradicionales del periodismo, así como los procesos de educación social que se implican. La irrupción de la sociedad de la información ha alterado muchos principios de abordaje epistemológicos de la comunicación y su enseñanza.  Los nuevos comunicadores deben entender la función que estos medios tienen, más allá de la información. Una nueva responsabilidad se ha sumado, la de la inmediatez y la universalidad, y todos somos los implicados. 


jueves, 7 de diciembre de 2017

Otro TBT: cinco años atrás

En la onda del TBT (TBT son las iniciales que forman el acrónimo de la expresión inglesa “Throw Back Thursday” que significa algo así como “jueves de vuelta en el tiempo” o “jueves de volver atrás" y que consiste en revivir un recuerdo en las redes sociales), destaco la publicación del 7 de diciembre de 2012, una conferencia sobre la educación en el mundo actual, dictada por el educador, escritor y conferencista británico Ken Robinson, experto enseñanza creativa. Se trata de un video que respalda el texto de la charla con una excelente animación, y los contenidos siguen siendo igual de válidos y polémicos que hace cinco años. Aquí está la versión en español del video que apareció en la publicación original:  https://www.youtube.com/watch?v=g8J4LqQPy0M

Esta es la entrada del 07-12-12: http://ciberestetica.blogspot.com/2012/12/educacion-en-la-era-del-digitalismo.html

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Martín-Barbero y el imaginario

Una frase de Jesús Martín-Barbero en relación con la creación de imaginarios culturales en la sociedad mediatizada:

"En este proceso se mundializan imaginarios, y la televisión es el medio con mayor capacidad de originarlos. Los imaginarios son muy importantes para la mayoría de las personas porque les permiten soñar".

JESÚS MARTÍN-BARBERO, importante teórico de la comunicación y los medios, de origen español (nacido en 1937), que vive en Colombia desde 1963.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Dobooku: asociación y manifiesto

Dobooku es una asociación constituida en 2014 por arquitectos, urbanistas e ingenieros españoles, con el objetivo de divulgar y dar a conocer la importancia del diseño, la creatividad y la reflexión en las obras públicas. Básicamente es un espacio de interacción social y comunicativa, que funciona como foco para todo interesado en el diseño y la estética en la obra pública. Es un proyecto Web que tiene como concepto unificador, la creación de contenidos y la interacción mediante los múltiples canales de comunicación que permiten las redes sociales.

Como parte de su propuesta han lanzado un "Manifiesto Dobooku para las obras públicas”, que busca defender y motivar una cultura del diseño en las obras públicas. Esta idea es interesante porque quiere combatir esa percepción de que las obras públicas pueden ser estéticamente malas o desagradables, porque sólo importa su función. Dice este manifiesto: 

  
El manifiesto dobooku para las obras públicas

1. Defiende y promueve el buen diseño en las obras públicas.
Planificación, proyecto, construcción, gestión y mantenimiento requieren buen diseño.

2. Diseña de acuerdo a las necesidades sociales y ambientales.
Las obras públicas requieren una intervención inteligente, sensible y responsable.

3. Utiliza la creatividad y las ideas.
Las obras públicas son más que un resultado de cálculos y normativas técnicas.

4. Mira, investiga y detalla.
Hay que analizar globalmente para llegar al detalle con precisión.

5. Diseña para el usuario y con el usuario.
En el proceso de diseño se debe interactuar y empatizar con el ciudadano.

6. Trabaja en equipo y con otras disciplinas.
Las obras públicas requieren herramientas comunicativas y colaborativas.

7. Valora el trabajo intelectual de los profesionales.
La forma de contratación y la toma de decisiones debe poner en valor al profesional.

8. Seduce a los futuros diseñadores.
Exige programas educativos que fomenten diseño, planificación y gestión estratégica.

9. Posiciónate, sé crítico.
Son necesarios discursos, debates y reflexiones para aprender y disfrutar de las obras públicas.

10. Comparte el Manifiesto.
¡Hay que hablar de las obras públicas!

Tienen también una declaración de propósitos, y como parte del plan, la asociación creó un premio anual que reconoce aquellas obras públicas que además de ser eficientes y funcionales, muestran un trabajo estético relevante, que destaca en su entorno y aporta a la comunidad a la que sirve. Tienen también mucha actividad en redes sociales, una revista, y su sitio Web es: http://www.dobooku.com/



domingo, 3 de diciembre de 2017

Otra definición de estética

El psicólogo e historiador alemán Rudolf Arnheim (1904-2007), vinculado con la famosa corriente de la Gestalt, es autor de varios textos sobre arte, lenguaje visual, arquitectura y estética. Es particularmente importante su libro Arte y percepción visualEn su meditación sobre el arte y su sentido, son especialmente relevantes las relaciones entre intuición e intelecto, entre el sistema sensorial y el conocimiento; y es, para él fundamental, el valor de la educación artística como forma de individuación y aprendizaje en los niveles primarios de la enseñanza.

Según sus ideas, se puede hablar de arte y entropía, como la relación entre el orden y el desorden. Tiene en cuenta las teorías analíticas del arte basadas en las ciencias exactas (cibernética, matemática, física teórica y teoría de la información) para definir a su vez una idea de estética. Señala que es una forma unificadora de todos los aspectos de la vida cultural. Su postulado es la entropía informática, conectándose de esta manera con el segundo principio de la termodinámica y encuadrando una estadística de la realidad física. Arnheim, para teorizar las consideraciones de la información a las actividades estéticas, estudiar mejor los conceptos de orden y desorden entrópicos, y verificar sus consecuencias en la noción de estructura. La consecuencia obvia es que el arte escapa a cualquier intento de previsión y de regulación exacta.

De esta manera se tiene una definición de estética ligada a esa noción entrópica. Y esa entropía a su vez está ligada a sus significados. Dice Arnheim: la historia del arte demuestra que el arte que ha tenido éxito nunca ha estado desprovisto de contenido significativo. Con frecuencia este contenido lo aportaba la religión o la filosofía de la época, y aun cuando los artistas no tuviesen mucha formación, como a menudo era el caso, solían pensar inteligentemente en lo que se podría llamar de forma amplia las cosas de la vida. Esta seriedad en la reflexión puede verse perjudicada cuando el clima cultural está desprovisto de valores espirituales, como es nuestro caso actual; de aquí la abundancia de obras que dan fe de un gran talento y destreza visual pero también de una deplorable superficialidad mental.

Por eso él hace hincapié en la cuestión de la estética y el significado, porque señala la escena artística contemporánea sufre de la vacuidad de demasiadas de las obras que produce. Hay un uso excesivo de las formas por las formas, hay demasiada trivialidad en los temas, con poco significado o trascendencia. Todo en tema para reflexionar. 

sábado, 2 de diciembre de 2017

Rapidización

"Rapidización" es un término que deriva del inglés rapids, que tiene que ver con los rápidos de los ríos, es decir, aquellos saltos breves, continuos y veloces que conforman el torrente de ciertos flujos fluviales, y que se aplica la rapidez ligada al espacio digital y de internet. Se asocia tanto al incremento de las innovaciones y a la aceleración de los procesos productivos, como a la reducción de los ciclos de vida de los productos (softwares y hardwares) que se vuelve aceleradamente obsoletos. 

Esta rapidización afecta los procesos de aprendizaje y enseñanza, porque obliga a permanentes actualizaciones, cambios en los dispositivos y nuevas formas de comunicación. Modifica los modelos de negocio, porque obliga a pensar rápidamente, e impide el estancamiento asociado a las costumbres. Naturalmente, este fenómeno tienes aspectos positivos, sobre todo aquellos que se asocian a la educación, pero a la vez están esos aspectos negativos asociados a la obsolescencia programada y al consumismo exacerbado. 

Para el caso de los modelos de enseñanza y aprendizaje, el crecimiento de las posibilidades de acceso y velocidad son favorables, en tanto amplían las posibilidades de acceso y manejo de la información. En el terreno del e-learning, hay un potencial enorme qué aprovechar. Pero a veces la rapidez afecta la capacidad de asimilación, sin contar con los problemas de obtención de esos nuevos recursos. Como todo lo asociado es este campo de lo digital, es aún muy pronto para sacar conclusiones. Mientras tanto, la rapidización nos envuelve...


viernes, 1 de diciembre de 2017

Más sobre la imagen, por Villafañe

En la publicación anterior, destaqué una de las formas de clasificación de las imágenes que se conocen en el campo de la comunicación visual: la del teórico español Justo Villafañe. En su libro Introducción a la teoría de la imagen, trabaja varios conceptos relativos a las formas y tipos de imágenes. Se parte de la idea de que la imagen no es la realidad, sino que la representa, la sustituye representando algo, y esa representación puede ser realista, naturalista o de transgresión. Toda imagen tiene tres estructuras: la espacial, la temporal y la de relación. Las dos primeras admiten una formalización teórica al margen de su constatación con una imagen concreta.

Siendo así, la imagen es una selección, un encuadre de la realidad. Dice Villafañe que la naturaleza es la "gramática", y que el mensaje se construye a través del sentido y las normas para coordinar los mensajes de las imágenes. Esta simplicidad es la clave para entender la comunicación a través de la representación y de la percepción. Toda imagen es. además, un modelo. Como modelo, tiene estos tres componentes:

-ESQUEMA: elementos-orden-estructura-orden- significación
-COMPOSICIÓN: distribución propia que puede ser normativa o transgresora
-MODELOS TRIDIMENSIONALES A ESCALA: esculturas y cuerpos representacionales, y que pueden ser más o menos naturales. o abstractos.

Por otra parte, están la fotografía a color, la fotografía en blanco y negro, la pintura realista (como el retrato), la representación figurativa no realista, los pictogramas, esquemas y representaciones abstractas no figurativas, que también son expresiones tridimensionales.

Finalmente dice Villafañe que la imagen visual busca describir e informar. La descripción tiende a ser más real y la información más abstracta; así, el ícono también informa. Eso le lleva a clasificar la materialidad de las imágenes en:  

MENTALES: lo que se visualiza en la mente
NATURALES: lo que captamos del entorno
REGISTRADAS: lo que se captura por medio de mecanismos como la fotografía
CREADAS: las imágenes artísticas como los dibujos

Como se observa, estas clasificaciones tratan de ser inclusivas y a la vez selectivas, discriminando formas y tipos, que son siempre aproximaciones relativas, válidas pero no necesariamente exhaustivas o universales.