martes, 22 de mayo de 2018

El ascenso

Este es un corto de animación digital  realizado en 2013 por los franceses Thomas Bourdis, Martin de Coudenhove, Caroline Domergue, Colin Laubry y Florian Vecchione, todos ellos de la escuela de artes visuales Supinfocom Arles, en Francia (que ya he nombrado varias veces en este blog). Con idea original de Bourdis y de Coudenhove, y música de Seth Stewart, el film "Ascencion" muestra los sinsabores de dos alpinistas de principios del siglo XX, que quieren colocar una estatua de la Virgen en la cima de una montaña. Con un toque de humor amargo y un mensaje de lucha y persistencia, amistad y solidaridad, este trabajo ganó múltiples premios en varias competencias internacionales. 






lunes, 21 de mayo de 2018

Mao, sobre la derrota

"Cuando sufren una derrota, los hombres extraen experiencias de la derrota misma, cambian sus ideas y las hacen concordar con las leyes del mundo exterior; entonces pueden transformar su derrota en victoria". 

MAO TSE-TUNG (1893-1976) político chino.

domingo, 20 de mayo de 2018

Pepper, el guía robot

El Museo de arte Smithsoniano, de la Ciudad de Washington, EE.UU., ha puesto a trabajar a un robot humanoide llamado Pepper, programado para fungir de guía turístico y servicio de información a los visitantes. Es una nueva forma de integrar la tecnología y la comunicación al arte y a los museos. El robot es interactivo y simpático. Aquí pongo el video original en inglés, y la nota que hace CNN en español con la traducción. Una iniciativa que da a los muesos otro cariz y un atractivo adicional. 

Esta es la página oficial del museo: https://americanart.si.edu/

Este es el enlace a CNN en español: http://cnnespanol.cnn.com/video/robot-guia-smithsonian-museo-instituto-pkg-digital-original/



sábado, 19 de mayo de 2018

Fantasías (4)

Recientemente hice una publicación con el tema del arte fantástico, continuación de una serie que muestra algunas obras de arte digital, con temas de fantasía, elaboradas bien sea totalmente en computadora, o procesadas en programas informáticos. Son de diversos autores, y las fuentes se pueden ubicar libremente en la Web. Ver también:

http://ciberestetica.blogspot.com/2018/02/fantasias-2.html

http://ciberestetica.blogspot.com/2014/11/fantasias-2_21.html

http://ciberestetica.blogspot.com/2011/08/fantasias-1.html










viernes, 18 de mayo de 2018

Sociedad de la información: una visión

El sociólogo estadounidense Herbert I. Schiller (1919-2000) afirmó, en su libro de 1981, El poder informático, que "La denominada sociedad de la información es, en realidad, la producción, proceso y transformación de una cantidad muy elevada de datos relativos a todo tipo de cuestiones -individuales y nacionales, sociales y comerciales, económicas y militares".  esta visión es interesante no sólo porque tiene ya mas de 35 años, sino porque en realidad su punto de partida tiene que ver con el desempeño monetario de las empresas informáticas. De hecho, en inglés el libro se titula "Who Knows: Information in the Age of the Fortune 500" (Quien sabe: la información en la era de la Fortune 500, la revista que lista las más exitosas empresas de los EE.UU. y el mundo). Continúa diciendo: "La mayor parte de los datos se elaboran con el fin de satisfacer las necesidades específicas de las grandes empresas, las burocracias oficiales nacionales y los estamentos militares del estado industrial avanzado". Hoy esto se ha ampliado a casi la totalidad de los países del mundo, con el fenómeno de la globalización.   

Como es importante entender el entramado económico mundial, no debe olvidarse que a los países industrializados le interesa que los estados asociados y en desarrollo también tengan acceso a ciertas formas de tecnologías, visto esto desde el punto del mercado y del dominio comunicacional. Así escribió Schiller en 1981: "La tecnología desempeña un papel esencial en el nuevo esquema que está surgiendo. Sirve a una doble función: en primer lugar para consolidar el sistema empresarial de las multinacionales, y en segundo lugar para intensificar la dependencia del mundo periférico respecto al hardware, al software, formación técnica y administración, todo ello suministrado por dicho sistema". Esto se está cumpliendo, solo que nuevos actores ahora intervienen, con el cambio de los modelos económicos de la mayoría de los países.    

Las tecnologías han crecido, los nuevos medios se han diversificado, los dispositivos se han multiplicado y la globalización es un hecho. Sin embargo no puede negarse que aún se mantienen criterios de dominación y dependencia, que a veces vienen desde fuera del espectro de las grandes potencias. La sociedad informática termina siendo resultado de esa gran suma de factores, económicos, políticos, sociales, comunicacionales y hasta bélicos, pero no necesariamente bajo el control de los gobiernos hegemónicos, sino también bajo el control de multinacionales de todo tipo, tamaño e intención. 

jueves, 17 de mayo de 2018

Una frase de Arráiz Lucca

Tomada de su libro de 2006, Imago Mundi

"No se puede ir a la guerra, ni al frío, sin armas o sin abrigo, pero si se ha cometido tal imprudencia no queda otra salida que silbar y cantar hasta convertir un suplicio en un salmo o, como Jan Hus, una injusticia en un motivo de rebelión". 

Rafael Arráiz Lucca, nacido en Caracas en 1959, poeta, escritor, profesor e historiador venezolano. 


martes, 15 de mayo de 2018

La era neobarroca (y 2)

Para el estudioso italiano Omar Calabrese (1949-2012) la época que se corresponde a los años de la posmodernidad en la década de 1980 y 1990 puede denominarse la "era neobarroca". En su libro homónimo de 1989, explica las características culturales y estéticas que definen esta condición. Desde el punto de vista semiótico y crítico, señala que, más allá de lo que superficialmente se percibe en el gusto posmoderno, hay algo subyacente en el proceso social finisecular que genera esa expresión. 

El neobarroco es la suma de múltiples formas, manifestaciones, posiciones y estilos. Se dice que lo posmoderno es lo indefinible: todo se vale. Se hace entonces la pregunta: ¿cómo se puede comprender cuáles son los caracteres comunes de fenómenos tan diferentes, que se suman en una sola expresión? Calabrese usa el término neobarroco no para definir este período como una vuelta al barroco, sino como un rótulo que permite entender la complejidad de todas las manifestaciones artísticas y culturales de esas décadas, que arrancando a finales de 1960, cobra fuerza 20 años después. 

Una de sus características es lo complejo y lo contradictorio. Estilos se contraponen, modelos se adicionan, formas se combinan sin importar lo incoherente que puedan ser. Calabrese habla de "una geometría no euclidiana de la cultura", para explicar cómo se construye esta estética, donde los medios masivos imperan, donde el contenido puede ser irrelevante y donde la fractura y la paradoja son relevantes. El conflicto entre el supuesto buen gusto y el supuesto mal gusto se resuelve con la transformación de uno en otro y su final mimetización. El cine, la literatura, la pintura son ejemplos de ello.

Finalmente, y tras diversos análisis, Calabrese concluye que ya no hay una estética clásica como tal, sino que todo puede ser clásico. Las reglas se tensan, se llevan al límite, y los medios masivos contribuyen a la vulgarización y distorsión de los estilos. Siendo semiólogo, él determina que las formas simbólicas adquieren nuevo sentido en la posmodernidad. Las cosas informes nos rodean, los monstruos son personajes y la excentricidad es protagonista. Hoy tenemos dos estéticas contrapuestas, dado que vivimos en el remanente de la era neobarroca, en un mundo de digitalismo globalizado.   


lunes, 14 de mayo de 2018

La era neobarroca (1)

En su libro de 1989, La era neobarroca, el semiólogo italiano Omar Calabrese (1949-2012) propone una aproximación formal para tratar de comprender el gusto estético que se hace imperante durante los años de la posmodernidad, en un espacio social caleidoscópico y casi indescifrable. 

Ubicándose en la década de 1980, Calabrese se pregunta si hay un estilo, una forma, un gusto predominante en ese momento de confusión y fragmentación. Dice que sí, y propone un nombre para esta tendencia: neobarroco. Pero inmediatamente aclara que no es el regreso al barroco, ni que todo lo posmoderno y finisecular sea neobarroco, sino que esa es su forma de llamar al aire de ese tiempo, que va a definir el final del siglo XX, justo antes del digitalismo. De alguna manera se asocian las tendencias a las expresiones estéticas: fractales, estructuras disipadoras, catastrofismo, teorías del caos, lógica borrosa. Estas manifestaciones aparecen en el arte, en la literatura, en la arquitectura y en la cultura en general. 

Claro, no hay una asociación directa, sino que la estética, como es habitual, muestra las tendencias reales de su momento histórico. El neobarroco consiste, según Calabrese, en la búsqueda de formas (y su valorización) en las que se evidencia una pérdida de integridad, de sistematización, de cierto orden, a cambio de inestabilidad, mutabilidad y dimensiones superpuestas. La globalidad ya no es una expresión de universalización sino de confusión: estamos todos fragmentados.   

El gusto neobarroco acepta pluridimensionalidad. Todo es válido. Las teorías científicas aportan al caos que resume el valor del gusto por cualquier manifestación estética y simbólica que aglomere esas distintas expresiones. ¿Cómo se puede comprender cuáles son los caracteres comunes de fenómenos tan diferentes, que se suman en una sola expresión? La respuesta en la próxima publicación.



domingo, 13 de mayo de 2018

sábado, 12 de mayo de 2018

Paisaje Concept Art

El artista digital español apodado Ashlom ha creado este paisaje que él llama simplemente "Concept Art". Es una imagen realizada en 2015, usando principalmente Photoshop. Interesante.