sábado, 20 de septiembre de 2014

Discurso y discurrir (y 2)

En la publicación de ayer hice mención al término "discurso" y cómo se relaciona con el "discurrir". Señalé que en la comunicación se puede hablar también de discursos relacionados con los medios o formas del mensaje. Desde ese punto de vista se acepta que hay un discurso mediático, que es el que corresponde a los medios de comunicación y su respectivo mensaje. 

Es así que se habla de discurso televisivo, radiofónico, periodístico y ahora multimedíatico y multimodal. Asimismo para estudiar el componente textual existen formas de análisis críticos del discurso, tal como lo plantea Theun Van Dijk. En principio podemos decir que estos discursos están construidos en lenguajes que se adaptan a cada medio, y si bien todos discurren contenidos, información, noticias u otras formas de mensajes, estos tienen una identidad propia.



Igualmente se produce una interculturalidad específica que se vincula con ideologías, identidades y técnicas que vienen con la intención detrás de cada discurso. Es por esto que no es igual comunicar en y para televisión que hacerlo en radio o en prensa, o para internet y medios digitales. En este sentido el discurso resultante son representaciones de realidades propias de cada espacio, situación o fragmento de la realidad que es reflejo de quien crea o emite el mensaje y se transforma o contextualiza según el entorno o campo de experiencias del percerptor o público receptor.

Como cada medio puede disponer de una forma de discurso autónomo, además de un análisis general y sus consecuencias al respecto, se debe estudiar también cómo cada canal en su conjunto afecta la construcción de los mensajes y de qué manera se conforma un conjunto comunicacional consecuente, que debe ser entendido desde esos puntos de vista, propios de cada medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario