jueves, 4 de abril de 2013

Demoliendo píxeles

"Ralph el Demoledor", en inglés "Wreck-it Ralph" o "Rompe Ralph", como también se ha traducido, es la última película en animación digital hecha por los estudios Walt Disney Animation y estrenada en Noviembre de 2012. Naturalmente es una gran producción, bien comercial y planificada, pero que inteligentemente maneja bien los guiños y referencias al mundo de los videojuegos, lo que la hace muy interesante.  

Aunque parece ser que la trama original estuvo dando vueltas en algunos de los productores desde los años 80, no fue sino hasta hace un par de años que cristalizó la idea, que además aprovechó la tecnología y el desarrollo de los juegos para hacer del film, dirigido por Rich Moore, una apología lúdico-digital. Se hacen alusiones a muchos de los juegos de video clasicos, e incluso se parodian algunos personajes (claramente los fantasmas de Pac-Man, Sonic, y otros, incluyendo Mario Bros., que es reflejado en uno de los protagonistas, Fix-It Felix, Jr. y Donkey Kong por el mismo Ralph). El argumento gira en torno a Ralph, el demoledor, un personaje de "Arcade" con la apariencia de un hombre fuerte y grande, de más de 2 metros y medio, que es el villano de un videojuego llamado Fix-It Félix Jr., donde Félix es el héroe principal del juego y va arreglando los edificios que Ralph destruye. Este juego se muestra al exterior como los viejos videogames pixelados, pero los dibujos en su interior son todos digitalizados.

Después de 30 años haciendo el mismo trabajo, empieza a cuestionar su estilo de vida. La historia comienza cuando Ralph narra su historia en una reunión de villanos de otros videojuegos, quienes le dicen que no puede cambiar quien es y debe aprender a aceptarse. Al regresar a su juego para celebrar el 30 aniversario, descubre que no es invitado a la fiesta. Durante esas 3 décadas, Ralph "el demoledor" ha sido opacado por Félix "el reparador", el chico bueno de su videojuego, quien siempre salva todo y a todos. Cansado de ser el malo de la historia, Ralph decide tomar el asunto en sus propias y gigantes manos y se lanza a una aventura a través de las distintas generaciones de videojuegos para demostrarle al mundo que él también puede ser un héroe.

Este es el inicio de una serie de peripecias que incluyen varios personajes de otros juegos de video, siendo la más imporante Vanellope, uan chica que forma parte de un juego de carreras de autos en  un mundo de dulces. Ralph ha abandonado su juego y va a una cantina, donde poco después se entera de que puede ganar una medalla en el nuevo videojuego de la galería llamado «Hero’s Duty». Ralph logra entrar haciéndose pasar por un personaje del mismo y forma parte de la tropa de la Sargento Calhoun (una mujer "de armas tomar"), personaje principal de este juego, que se encarga de dirigir tanto su tropa como al jugador a la torre para eliminar a los Cy-bugs (bichos cibernéticos) y conseguir la medalla de oro con la palabra “Heroe” grabada en ella.

Esa medalla va a servir para que Vanellope pueda correr en "Sugar Race Speedway", pues está interdicta por fallos en su programación. Tras una secuencia de acontecimientos y conflictos, que ponen en riesgo todo el sistema interconectado de máquinas de video, se descubre una trampa hecha por Turbo, un viejo personaje de un antiguo videojuego que quiere vengarse y casi destruye el juego de carreras y a los demás personajes. Al final triunfa el "bien" sobre el "mal", a pesar de que Ralph es "malo", que termina siendo reconocido como actor importante de su propio juego. Hay mucha acción y los acontecimientos están bien urididos, lo que la hace una película muy dinámica.


El trabajo visual es excelente, y los detalles bien cuidados, con una combinación de digitalismo y arte "retro" pixelado, que apela a la "historia" de los videojuegos y las primeras máquinas de computación. Ha tenido gran éxito y una respuesta muy buena en la taquilla, habiendo estado incluso nominada para el Oscar de la Academia en su categoría en 2012. Mucha "nostalgia" e imaginación.









1 comentario:

  1. "Reparalo Felix" Me encantó Ralph, una buena representación retro al mejor estilo digital.

    ResponderEliminar