viernes, 26 de abril de 2013

Teledildónica (1)

El neologismo "teledildónica" fue acuñado en los años 1990 ("teledildonic" en inglés) para referirse a la práctica del sexo mediante dispositivos digitales, como los implementos de Realidad Virtual.  En principio se concibió como un "futuro posible" dado que ya se estaban desarrollando los artefactos que permitirían interacciones a distancia de manera virtual.

Hacia finales del siglo XX existían lentes para ver en 3D adosados a un casco en la cabeza, que permitía ver y percibir en Realidad Virtual formas y espacios digitalizados en las computadoras. Así mismo alfombras o "pads" que permitían seguir los movimientos y hacerlos "dentro" de la máquina. Electrodos en el cuerpo que transmitían las sensaciones y los llamados "dataglove", guantes interconectados que hacían "sentir" las impresiones táctiles en las manos. Toda una experiencia "sensorial". De esta manera se suponía que dos personas podían tener una forma de "sexo" virtualmente, viéndose, oyéndose y tocándose a distancia. El término "teledildónica" utiliza la palabra "dildo" que en inglés se utiliza para designar los juguetes sexuales que son comunmente usados como sustitutos. Por lo tanto se estaría hablando de "sustituto sexual a distancia" o más bien algo así como juegos sexuales virtuales.   

Un ejemplo famoso en el cine apareció en la película de 1993 "El demoledor" ("Demolition man"), con Wesley Snipes, Sandra Bullock y Silverster Stallone, que ubicada en el futuro (año 2032), mostraba una escena de "intercambio sexual" entre Stallone y la Bullock, que sucedía con electrodos, cascos y sin contacto carnal entre ambos.  Durante esa década se pensó que eso sería posible de manera muy fácil, pero no ha sido así.

Hoy en día esa idea ha cambiado. La tecnología de realidad virtual no tuvo mucho éxito, por lo que sus formas fueron cambiando, y la teledildónica también. Se ha diseñado una "caja negra" que es es un pequeño dispositivo que se conecta al ordenador (mediante cable o de forma inalámbrica por WiFi) y que puede controlar simultáneamente hasta cuatro juguetes para adultos (que han de ser compatibles con el sistema). Lo común es que la caja negra tenga conexiones USB o FireWire, para conectarla mediante cables. En esta forma de teledildónica se tiene el control total sobre la caja de su pareja. En tiempo real, con interacción en ambos lados, totalmente segura y totalmente privada. Al mismo tiempo, también se puede charlar con la pareja mediante texto o videoconferencia.

Pero ésta forma de "conexión virtual sexual" también se está desarrollando de otras maneras, como veremos más adelante. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario