martes, 21 de octubre de 2014

Lao-Tse y el Tao Te King

El Dào Dé Jīng, Tao The Ching, también llamado Tao Te King en español, cuya autoria se atribuye a Lao-Tse, traducido como Laozi ("Viejo Maestro"), es un texto clásico chino cuyo contenido es trascendente en muchas culturas del mundo, aún hoy en día. Su nombre procede de las palabras con las que empiezan cada una de sus dos partes: Dao o Tao "el camino", la primera del Capítulo 1, y "virtud" o "poder", la primera del Capítulo 38, con el añadido jīng o king, "libro clásico". Según la tradición, fue escrito alrededor del siglo VI a. de C. por el sabio Laozi (Lao Tse), un archivista de la corte de la dinastía Zhou, por cuyo nombre se conoce el texto en China.

Este texto es uno de los fundamentos del taoísmo filosófico y tuvo una fuerte influencia sobre otras escuelas posteriores, tanto en Asia como en Occidente. 
En China la filosofía de la naturaleza y la visión del mundo están impregnadas del pensamiento taoísta y así muchos artistas, pintores, calígrafos y hasta jardineros han usado este libro como fuente de inspiración. Tiene un papel importante en la religión china, relacionado no sólo con el taoísmo religioso, sino también con el budismo, que cuando se introdujo por primera vez en China fue interpretado usando en gran medida palabras y conceptos taoístas. Su influencia se ha esparcido también más allá del Lejano Oriente, ayudada por las muchas traducciones diferentes del texto a lenguas occidentales.

Es así entonces que el Taoismo tiena aún mucha influencia, y aunque muchas de sus enseñanzas puedan estar diluidas en otras filosofías, no hay duda de que el aporte de Lao-Tse al pensamiento universal es comparable al de cualquiera de los grandes intelectuales que ha dado la historia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario