miércoles, 3 de enero de 2018

Estética, estética digital, ciberestética

El concepto de estética ya lo he tratado en el blog muchas veces. Hay sobre él diferentes enfoques, aproximaciones y ámbitos de aplicación. En el arte visual, en la literatura, en el diseño, en la música, en la arquitectura y hasta en la comunicación.  Desde las ideas de Baumgarten y Kant, hasta las de Adorno y Eco, en filosofía o psicología, lo que abarca la idea de estética puede ser amplio y complejo. Hay varias entradas en este blog al respecto (y seguramente habrá más). Para todos los efectos, aquí he tomado esta pragmática definición: ESTÉTICA es el conjunto de elementos estilísticos y temáticos que caracterizan a un determinado autor o movimiento artístico. Esto más allá de las nociones de belleza, sensibilidad, naturalidad o funcionalidad.

Tomándola como partida, aún sabiendo que puede tener críticas, defino sobre esa base a la ESTÉTICA DIGITAL como el conjunto de los elementos estilísticos y temáticos que se caracterizan por tener origen en el uso los recursos informáticos y en los programas cibernéticos, y que identifican alguna creación humana; se aplica a las artes visuales y multimediáticas, así como a la comunicación, la semiótica y otras manifestaciones culturales. Esto se refiere entonces a toda aquella producción artificial basada en la computación. Por supuesto que puede haber referencias a lo análogico y a lo natural, pero la interfaz de presentación es digital. Tiene así una serie de características que la hacen claramente diferenciable de otras expresiones en otras épocas.

Finalmente, la CIBERESTÉTICA es la que se presenta en el campo de la internet. Más específicamente, ciberestética es aquella estética que muestran todas las obras que nos llegan a través del ciberespacio. Es la que tienen las creaciones difundidas por la Web contemporánea y por los recursos comunicacionales actuales: dispositivos electrónicos, redes sociales, realidad virtual. Sean artísticas o no, sean bellas o no, siempre que haya una intención y un proceso informático, y sea internet el canal de acceso, podremos caracterizar la obra como un hecho que presenta una ciberestética. La estética digital del ciberespacio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario